septiembre-2017

En el mes de septiembre se reanudan todas las actividades, incluyendo las comerciales, académicas y claro todas las relacionadas con la economía, algunos lo consideran com ” un pequeño año nuevo” pues a partir del día 1 de septiembre se suele ”comenzar” de nuevo.

En el antiguo calendario romano ( predecesor del actual) este mes ocupaba el séptimo lugar en la lista, de allí su nombre, pues está relacionado directamente con la raíz de la palabra séptimo proveniente del latín.

Con cinco sábados, cuatro domingos, cinco semanas y ningún festivo marcado por ley, y por si fuera poco varias lunas; septiembre trae consigo 30 días en los que volvemos a la rutina unos, comenzamos nuevos proyectos otros, y un último grupo trata de culminar lo pendiente.

Es en este mes curiosamente aumenta el consumo de literatura, esta particularidad se le achaca a la inminente llegada del otoño y la vuelta al deleite de los espacios interiores, la discreción y la vida dentro de casa.

En este mes, los niños regresan a la vida escolar, las empresas reanudan con normalidad sus servicios, después de hacer un balance y la actividad comercial fluye reventando un nuevo tiempo que concluirá en el mes de diciembre.

Se trata de un mes tranquilo, antesala a la llegada del otoño. Marcado fechas patrias en América Latina , como la Independencia de México, y actividades conmemorativas a días tan señalados como el recordatorio del 11 de Septiembre, fecha en el que el mundo occidental recuerda el atentado terrorista más significativo de comienzos del siglo XXI, nos referimos claro está la destrucción de Las Torres Gemelas de la ciudad de Nueva York.

Con nombre de séptimo, y ocupando el noveno lugar entre los doce, este es un mes que se caracteriza en líneas generales por carecer de altibajos, por ser bastante lineal, y por prestar la mayoría de sus días al trabajo fructífero.