agosto-2017

Llegaron las vacaciones. Este es el mes del relax por antonomasia, el tiempo en el que el mundo estero desconecta. En agosto tiempo es lo que sobra, porque se trata de un mes que nos regala cuatro domingos, el mismo número de fines de semana, 31 días enteros, y cinco semanas, para dedicarlas al descanso y la diversión como queramos, o como el tiempo estipulado para el asueto laboral nos lo permita.

El octavo mes del calendario gregoriano, es decir, el actual, constituye una de las temporadas más esperadas por todos. Felicidad absoluta para quienes disfrutan de días de ocio, no obstante, inconvenientes para aquellos que deben seguir trabajando. A pesar de la alegría que trae consigo, por este motivo, un mes de contrastes.

Agosto debe su nombre al emperador Augusto César, sobrino nieto de Julio César, quien al igual que su antecesor no quería perder la oportunidad de pasar a la posteridad poniendo su nombre de pila en un mes del año.

Se trata de un mes en el que paradójicamente sólo se cuenta con un día festivo, ubicado en su primera quincena, y es que el día 15 se celebra en toda España la llamada ” Feria de la Asunción” y varias etapas de la luna, entre las que destacan la llena, la nueva, donde el que el cielo, nos regala un espectáculo singular sólo apreciable en Agosto, como lo es el de ”Las perseidas” obsequiando una inigualable lluvia de estrellas sólo visible en este período.

En el hemisferio norte, el calor domina, mientras que en el sur, se tiñe de blanco, debido a la nieve del invierno austral. En agosto es cuando los Europeos y norte americanos ( Canadá y Estados Unidos) aprovechan los días más largos para salir a la calle, gozar del mar y llevar a cabo mayor número de actividades al aire libre.